archivo

Sistemas bioclimáticos

Sistemas bioclimáticos tradicionales

Sistemas bioclimáticos tradicionales proyecto Biourb

Revista Focus Piedra

Pablo Farfán es arquitecto por la Universidad Politécnica de Madrid. Dirige desde 2001 su estudio orientado a la arquitectura ecológica y la rehabilitación de edificios históricos. En el año 2006 gana el primer premio del Concurso Internacional para la nueva sede en Huesca del Colegio de Arquitectos de Aragón, y desde 2011, promueve y lleva a cabo el proyecto europeo de Cooperación Transfronteriza Biourb. Esta iniciativa tiene como objetivo poner en valor el patrimonio bioconstructivo tradicional -en su mayoría realizado en piedra natural- y potenciar su rehabilitación.

¿Es imposible cambiar el modelo de arquitecto español por el modelo europeo que tiene la última palabra en todo lo que afecta al proyecto y trata directamente con los clientes?

No veo por qué no. Así ha sido tradicionalmente desde los tiempos de los maestros de obra, que literalmente “enseñaban” y ayudaban a autoconstruir sus viviendas a los futuros habitantes. Durante estos últimos 40 años se ha ido perdiendo la relación entre el arquitecto y el usuario final. Intermediarios de todo tipo sin ningún conocimiento técnico han entrado en el proceso y eso no ha servido para aumentar la calidad de las construcciones, más bien al contrario. Read More

Anuncios

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El techo verde combina la inercia térmica de la cubierta de gran masa y la refrigeración evaporativa, ambas descritas en otras soluciones estudiadas por Biourb.
En la zona de estudio se han encontrado chozos de pastores, llamados también chozas o casitas, así como molinos y otras construcciones que utilizan bóvedas por aproximación de hiladas cubiertas de tierra y una capa vegetal. Este método constructivo se remonta al neolítico, y lo podemos encontrar en Los Millares de Almería o en el Tholos del Romeral en Málaga con más de 4.000 años.
Si bien los chozos de pastores son alojamientos temporales, los molinos como el de Sobradillo o el de Vilarino de los Aires, localizados en la zona de estudio, son construcciones complejas con chimenea y camastro escavado para el molinero o sistemas de desagües y diseño aerodinámico para las crecidas del Tormes.
Actualmente, gracias a sus características bioclimáticas esta solución está siendo muy utilizada por la arquitectura ecológica contemporánea, ya que además de la economía de materiales, produce oxígeno, alimento y depura el agua de lluvia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para localizar los sistemas de adaptación al clima de la arquitectura tradicional buscamos elementos que se repitan en las distintas zonas del área de estudio, analizando sus dimensiones, vuelos, orientación, materiales, acabados… los principios físicos que los rigen y su aporte energético en las distintas épocas del años.

Estas son las fichas con imágenes geolocalizadas de lo que hemos llamado Pórticos Orientados (o Espacios de Transición Orientados) que crean un espacio delante de la casa (en la fachada Sur o Sur-Este) con el que se permite el paso de la radiación en invierno y se impide en verano, al tiempo que protegen la vivienda de los vientos, la lluvia o la nieve.